Impermeabilizaciones continuas decorativas en Palma de Mallorca

Impermeabilizaciones continuas decorativas

En nuestra empresa Imperplastic, situada en Palma de Mallorca, una de nuestras especialidades son las impermeabilizaciones continuas decorativas.
La parte de los edificios que directamente protege al resto de estos, así como a su contenido, son las cubiertas y fachadas. Su función es preservar de los efectos degradantes del sol, viento, agua, etc., los cuales van mermando la resistencia de los materiales y produciendo, entre otros, el tan molesto y perjudicial fenómeno de las “goteras”.
Para prevenir su degradación y alargar la vida eficaz de la protección que comparten las cubiertas, hay que considerar las causas que provocan envejecimiento, así como las soluciones existentes (aislamientos, impermeabilizaciones, etc.).

Una vez que se ha producido el daño (humedadesgoteras, etc.), el deterioro se acelera progresivamente, por lo que su saneado exige planeamiento en profundidad.
El obsoleto sistema de ir parcheando, con la consiguiente sangría económica, sólo sirve, en general, de alivio momentáneo y agrava la solución definitiva que más tarde o más temprano hay que abordar.

Escasa o nula influencia se puede ejercer directamente sobre los agentes externos (y algunos internos):
  • Climatología (lluvia, humedad ambiente, radiaciones
    ​U.V., etc.).
  • Gradientes térmicos.
  • Carbonatación y polución.
  • Humedad procedente de actividades dentro del edificio.
  • Etcétera.
Para evitar sus consecuencias no deseables:
  • En zonas de clima continental, las fluctuaciones térmicas día-noche, invierno-verano, son causa de contracciones-dilataciones cuyo control es decisivo para la vida de lo edificios. En las zonas costeras, el efecto se combina con humedad, salitre, viento, etc.

  • Los periodos de sequía estival y de humedad invernal (además de lluvia y nieve, entre otros), así como evaporación-rocío en ciclos día-noche, al coincidir con los de alta y baja temperatura respectivamente, multiplican sus efectos degradantes mutuos.

  • La polución ejerce acciones de tipo químico (oxidación), físico (sedimentación, eflorescencia), biológico (depósitos y polvo atmosférico son nutrientes y portadores de vida micro y macroscópica), etcétera, que aceleran el proceso de envejecimiento y destrucción.
  • La fusión de anhídrido carbónico atmosférico, favorecida por la presencia de humedad en el sustrato, provoca carbonatación de hormigones y materiales similares.

  • El viento, por sí solo y arrastrando partículas en suspensión, provoca erosión y desprendimiento de piezas, favoreciendo y acrecentando los efectos destructivos de los otros fenómenos.

  • La intervención conjunta de radiaciones ultravioletas e infrarrojas es un factor muy importante a tener en cuenta, especialmente en acabados no minerales, por la rápida degradación que produce.

  • Las afluencias de vapor de agua, procedente del interior, pueden ser causa de condensaciones entre capas del sustrato por dificultades para evaporarse, las cuales producen corrosión y desmoronamiento, y cuyos efectos se agravan al combinarse con los anteriores.
Tanto en el caso de obra nueva como de adecuación y protección de edificios existentes, el deterioro prematuro de las cubiertas y fachadas de los mismos sólo es posible evitarlo a través de los factores que las conforman: diseño, cálculo, materiales y ejecución, conjugándolos de forma que sirvan a la estética y confort, y sobre todo, que el resultado sea eficaz, es decir, protección sin problemas durante muchos años.​
Imperplastic piso de azotea
Imperplastic edificio residencial
Imperplastic impermeabilización
Solicite presupuesto sin compromiso.